Colonia de bebé, consejos para elegir bien.

Colonia de bebé, consejos para elegir bien.

La colonia de bebé debe ser hipoalergénica y no contener alcohol.

La piel del bebé es muy delicada, por eso evita aplicar la colonia de bebé sobre ella.

Uno de los olores que más nos gusta es el olor a bebé. Ese aroma después del aseo, mezcla de jabón, crema y colonia de bebé es uno de los más agradables y relajantes que existen. Tanto para los padres como para los niños. Por eso es importante elegir bien los productos y utilizarlos de la manera adecuada.

En muchas ocasiones utilizamos la colonia de bebé como usamos la de niños o adultos: para reforzar la sensación de limpieza. Pero no es necesario, ya que con la higiene diaria es suficiente. La colonia de bebé es un complemento. Además, al usarse después del baño, que es un momento en el que se quedan relajados, les ayuda a establecer una relación entre esos aromas y la sensación de bienestar.

No hay que olvidar que los bebés tienen una excelente memoria olfativa y son capaces de establecer rápidamente esas relaciones y así crean los recuerdos. El sentido del olfato se procesa en la parte del cerebro que controla también la memoria. Así es cómo el bebé hace asociaciones mentales entre aromas y las experiencias que ha tenido al olerlos. Y eso perdura para siempre.

Además, la piel del bebé es mucho más delicada que la nuestra por eso es conveniente seguir unos cuantos consejos para perfumar y elegir bien la colonia de bebé:

  • Evita aplicar la colonia de bebé directamente sobre la piel o el pelo, es mejor perfumar la ropa. También puedes ponerla en el cepillo y peinarle con él. Y nunca la apliques en las manos, porque siempre están llevándoselas a la boca.
  • Elige aromas puros y naturales. Algunos pueden ser relajantes, como la lavanda, y otros transmiten frescura como el olor a frutas o a flores.
  • Es importante que la colonia de bebé no contenga alcohol y sea hipoalergénica. Así evitamos la irritación de la piel y reaciones alérgicas. Si tienes dudas esta es la lista de los 26 aromas que el Comité Científico de la UE considera alergénicos: Cinamal amílico, Alcohol bencílico, Alcohol cinamílico, Citral, Eugeno, Hidroxicitronelal, Isoeugenol, Alcohol amilcinamílico, Salicilato bencílico, Cinamal, Cumarina, Geraniol, Hidroximetil-pentilociclohex-enocarbalodehído, Alcohol 4-metoxibencílico, Cinamato bencílico, Farnesol, 2-(4-terc-butilbencil) propionaldehído, Linalol, Benzoato de bencilo, Citronelol, a-hexilcinamaldehído, d-limoneno, Heptino carbonato de metil, 3-metil-4-(2,6,6-trimetil-2-ciclohexen-1-il)-3-buten-2-ona, Evernia prunastri extracto y Evernia furfuracea extracto.
  • Deben de tener una lista corta de ingredientes. El principal es el agua y luego debe tener diversos aceites que sirven para disolver las fragancias.
  • Conserva el frasco en un lugar seco y fresco, para evitar que el calor transforme el olor.
  • No te excedas en la cantidad. Ten en cuenta que el olfato juega un papel fundamental para que el bebé nos pueda reconocer y ese sentido puede verse alterado por aromas que no reconoce.

Si quieres asegurarte de la calidad de la colonia de bebé y de su composición, lo mejor es que acudas a tu farmacia de confianza. Ellos te ayudarán a elegir la que más te guste y te explicarán todo lo que quieras saber sobre su composición y te darán consejos sobre cómo usarla.

 

Entrada anterior
Recambio del cepillo eléctrico, tus dientes más limpios.
Entrada siguiente
Aceite de rosa mosqueta, la semilla de la eterna juventud.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú