Recambio del cepillo eléctrico, tus dientes más limpios.

Recambio del cepillo eléctrico, tus dientes más limpios.

El recambio del cepillo eléctrico o cabezal limpia más rápidamente y mejor los dientes que el manual.

Las cerdas del recambio del cepillo eléctrico indican cuando deben cambiarse, que suele ser cada tres meses.

La higiene bucal es fundamental para nuestra salud. Con ella se evita que las bacterias dañen el esmalte de los dientes, se formen caries y sarro y aparezcan enfermedades periodontales. Una buena higiene bucal puede ser más completa si utilizas un cepillo eléctrico. Y no te preocupes por el recambio del cepillo eléctrico, en Farmacia María Meliá te explicamos cómo y cuándo cambiarlo.

Usar un cepillo eléctrico ofrece muchas ventajas sobre el cepillado manual. Su uso es más sencillo y no se necesita ningún esfuerzo. Con una sola pasada los dientes quedan limpios. Además el mango es más largo y el recambio del cepillo eléctrico (el cabezal) es más alargado y fino. Esto permite llegar a zonas que pueden ser inaccesibles con el manual, como las muelas del juicio.

A ello se une que los eléctricos son más eficaces a la hora de eliminar la placa bacteriana y para prevenir el sarro. Y duran más. El recambio del cepillo eléctrico se debe cambiar cada tres o cuatro meses, mientras que los manuales se deben sustituir cada mes. Las cerdas del recambio del cepillo eléctrico te marcan cuando se deben cambiar. Tienes que fijarte en el color, cuando pierden el color azul, es el momento del cambio.

Los cepillos eléctricos están especialmente recomendados para todos aquellos que no pueden hacer una buena higiene bucal con los manuales. Por ejemplo, personas con movilidad reducida en manos, hombros o brazos. Sin embargo, en personas con encías sensibles la fuerza del recambio del cepillo eléctrico puede ser bastante agresiva con ellas. Con el tradicional se puede controlar mejor el roce de las cerdas con las encías.recambio del cepillo eléctrico

¿Y los niños? Es conveniente que aprendan la rutina de la higiene bucal con el cepillo tradicional. Así conocen y se acostumbran a las pautas que deben seguir. Aunque también es cierto es que los niños ven el cepillo eléctrico como una forma divertida de lavarse los dientes. Esto puede ayudar a que lo utilicen más. Además el cepillo eléctrico ofrece una limpieza mayor, lo que hace que esta opción sea muy recomendable para los niños.

Tanto para comprar un cepillo eléctrico como el recambio del cepillo eléctrico lo mejor es que acuda a su farmacia de confianza. En Farmacia María Meliá le ayudaremos a elegir el modelo que mejor se ajuste a sus necesidades. Además le explicaremos la mejor forma de usarlo y le ofreceremos unos consejos de mantenimiento para que le dure más tiempo:

  • Limpiar el recambio del cepillo eléctrico después del cepillado. Extrae el cabezal y enjúagalo bajo el grifo. Después sacúdelo para eliminar el exceso de agua. Y cada cierto tiempo sumérgelo en un antiséptico bucal para una limpieza y desinfección más profunda.
  • Cuidados en la base. Utiliza un trapo húmedo para eliminar el polvo y gotas de agua de la base.
  • Protege el recambio del cepillo eléctrico. Tenlo siempre en posición vertical para que no entre en contacto con otros productos y ponle una capucha para que el polvo del ambiente no caiga en las cerdas.
Entrada anterior
Desodorantes infantiles, ¿cuándo hay que empezar a usarlos?
Entrada siguiente
Colonia de bebé, consejos para elegir bien.

Entradas relacionadas

complejos vitamínicos

Charla Detox

Dietética
El Jueves 17 de Enero a las 12:00 h. tienes una cita en la farmacia. Te explicaremos como empezar a depurar tu hígado Apúntate: info@farmaciamariamelia.com Telf. 96.369.37.21 Whastsapp: 637 653…
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

*

Menú