Hábitos de higiene infantil y cómo enseñarlos.

Hábitos de higiene infantil y cómo enseñarlos.

Adquirir unos buenos hábitos de higiene infantil ayuda a que los niños crezcan sanos y además fomenta su autonomía

hábitos de higiene infantil producto

Inculcar unos buenos

hábitos de higiene infantil desde pequeños es fundamental para que nuestros hijos crezcan sanos y adquieran unas rutinas que mantendrán toda su vida. Pero para que las aprendan y se instalen naturalmente en sus vidas es necesario ayudarles a entender su importancia, hacerlo fácil y acompañarles en ese proceso.

Por eso, el primer consejo que podemos dar es predicar con el ejemplo. Como ocurre con otras situaciones, los niños adquirirán más rápidamente unos buenos hábitos de higiene infantil si ven que nosotros también cuidamos nuestra higiene personal.

Y no hay que dar nada por sentado. Tenemos tan interiorizada nuestra higiene diaria que no nos preguntamos porqué hacemos ciertas cosas. Pero los niños están aprendiendo. Por eso es importante explicar los beneficios de los hábitos de higiene infantil, las consecuencias de no mantenerlos, la importancia de la regularidad…

Si queremos que nuestros hijos adquieran unos buenos hábitos de higiene infantil debemos predicar con el ejemplo

Uno de los mejores métodos para que aprendan es hacerlo divertido. Por ejemplo, los artículos de higiene personal que van a utilizar suelen tener una imagen atractiva, para que les apetezca usarlos. Hay padres que utilizan juegos o canciones para conseguir que los niños se laven los dientes o en el baño… Aprenderán más rápido y los interiorizaran mejor si les enseñamos de manera entretenida, que con castigos.

Otro de los consejos para que adquieran unos buenos hábitos de higiene infantil es ponérselo fácil. Los productos que van a utilizar deben estar al alcance de la mano. Así, cuando veamos que han aprendido por ejemplo a lavarse los dientes o las manos podrán hacerlo ellos solos. Eso les motivará y mejorará su autoestima.

Dentro de los hábitos de higiene infantil que deben adquirir los niños hay algunos que son fundamentales:

  • Cuidar el cabello. Es fundamental que el niño conozca la importancia de cepillar diariamente el cabello y lavarlo con frecuencia, para eliminar el polvo del ambiente y las secreciones del cuero cabelludo y tenerlo siempre sano y brillante.
  • Higiene dental. Mantener la salud dental es la única manera de prevenir algunas enfermedades. Por ello el niño debe empezar, desde edades tempranas, a limpiarse los dientes y cuidarlos.
  • Cuidado con las manos. Lavarse las manos es uno de los hábitos de higiene personal más importantes que hay. Las estadísticas señalan que los niños que se lavan las manos a menudo enferman menos que los que no lo hacen. Y también es importante mantener las uñas limpias y cortas para que no alberguen suciedad, virus y bacterias.
  • Ducharse a diario. Es uno de los hábitos de higiene infantil (y adulta) más importantes que existen. Así se eliminan los restos de suciedad, sudor y toxinas del día. Además ayuda a prevenir enfermedades y también a irse a dormir más relajados.

Adquirir desde pequeños unos buenos hábitos de higiene infantil no solo ayudará a su salud, también incidirá en su desarrollo. El niño irá ganando en autonomía, constancia y en ser cuidadoso. También aprenderá la importancia del esfuerzo personal para alcanzar metas y a ser organizado.

Entrada anterior
Champú anticaída, frena la pérdida de cabello
Entrada siguiente
Verrugas en bebés, ¿por qué salen?

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

*

Menú