Verrugas infantiles, ¿cómo las elimino?

Las verrugas infantiles no son peligrosas pero sí son muy contagiosas.

La crioterapia, la cirugía, el láser o la cauterización son algunos tratamientos para eliminar las verrugas infantiles.

Una de las causas de los complejos que pueden aparecer en la infancia son las verrugas. Las verrugas no son peligrosas, pero sí que son contagiosas además de ser antiestéticas. Para evitar problemas de contagio y complejos en los niños lo mejor es eliminar las verrugas infantiles, siguiendo el tratamiento que le recomiende el pediatra.

La aparición de las verrugas infantiles suele deberse a un virus, el papiloma, que es muy contagioso y se transmite rápidamente. Por ejemplo, si se camina descalzo en la piscina o en los vestuarios del gimnasio y estos sitios están infectados; si un adulto tiene verrugas y cambia de pañal o baña a un niño… el virus penetra en la piel por pequeñas heridas, sobre todo cuando esta está húmeda y caliente.

Aunque el 90% de las verrugas infantiles desaparecen de forma espontánea, algunas tardan más que otras en desaparecer. Muchos dermatólogos son de la opinión de no intervenir, pero pueden decidirse dependiendo del lugar donde se encuentre la verruga (dedos de las manos, planta del pie o rodillas son los más comunes) y la edad del niño. Los métodos más utilizados para eliminar las verrugas infantiles son cinco:

  • La crioterapia, con el que se congela la verruga con un líquido refrigerante (nitrógeno líquido una mezcla de éter dimetílico y propano) durante varios días. Tras la aplicación, la piel se destruye y puede rasparse, destruyendo las distintas capas de la verruga (hay que eliminarla de raíz para que no vuelva a renacer) y permitiendo que la piel sana se regenere. La crioterapia se puede aplicar para eliminar verrugas infantiles a partir de cuatro años.
  • Cauterización de las verrugas infantiles. Así como el primero puede hacerse en casa, este es necesario que lo haga un especialista, ya que se quema la zona afectada y hay que hacerlo con cuidado. Por ello muchos médicos prefieren recomendar un tratamiento menos invasivo.
  • Extirpación quirúrgica. Este tratamiento solo se recomienda si las verrugas infantiles son muy profundas. Es necesaria la anestesia local y, dependiendo del tamaño de la verruga y la profundidad, se requiere un tiempo u otro de curación.
  • Láser. Un bisturí láser corta la verruga y la elimina. Este tratamiento puede sustituir a la cirugía, porque también actúa en las verrugas
  • Fármacos citostáticos. Son unos fármacos que inhiben el crecimiento o la división celular. Se aplica en forma de pomada o tintura y facilita la eliminación de la verruga.

Pero lo mejor es la prevención. Por eso, para evitar que aparezcan las verrugas infantiles lo mejor es seguir una serie de consejos de higiene:

  • No caminar descalzo en el vestuario del gimnasio o en una piscina pública.
  • Cambiarse los zapatos y calcetines todos los días.
  • Mantener los pies secos y limpios.
  • Los productos de baño y limpieza deben ser adecuados para la piel del niño.
  • Después de la ducha, hidratar bien la piel.
  • Estimula su metabolismo y su sistema inmunológico. Un sistema inmunológico débil puede atraer el virus que causa las verrugas infantiles.
  • Lo mismo ocurre con una mala circulación, por eso es importante favorecer la circulación sanguínea de los niños con ejercicio.

 

Entrada anterior
Dentífricos blanqueadores, ¿de verdad funcionan?
Entrada siguiente
Gel de ducha sin jabón, protege tu piel.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú