Tratamiento de esguince de tobillo, pasos a seguir

Tratamiento de esguince de tobillo, pasos a seguir

El tratamiento de esguince de tobillo dependerá del grado de la lesión. El uso de tobilleras es fundamental para un buen tratamiento de esguince de tobillo

Un esguince de tobillo es una lesión de los ligamentos que mantienen al tobillo estable. Es la lesión musculoesquelética más frecuente, una de cada diez mil personas lo sufre diariamente. Suele producirse por una torcedura o una contusión. El tratamiento de esguince de tobillo dependerá del grado de la lesión, pero en todo caso será necesario el uso de productos ortopédicos específicos para tobillos. Como una tobillera elástica o una tobillera con férula.

Normalmente el tratamiento de esguince de tobillo requiere de inmovilización (más o menos fuerte), reposo y rehabilitación. Esto se debe complementar con medidas para aliviar el dolor y la inflamación y favorecer la cicatrización del ligamento lesionado. Solo en el caso de que la lesión sea de grado 3 será necesaria la intervención quirúrgica, ya que se trataría de una rotura total del ligamento.

Pero en los casos de grado 1 y 2 (lesiones de tobillo más leves) se deben seguir los siguientes pasos:

  • Reposo absoluto con el pie en alto y aplicación de frío en la zona. El primer objetivo del tratamiento de esguince de tobillo es evitar el edema que se produce tras la lesión. Por ello es importante el reposo con el pie en alto y el frío. Además el médico recomendará la aplicación de un vendaje o una tobillera elástica para hacer compresión en la zona. En Farmacia María Meliá contamos con productos específicos para tobillos de Orliman, que le ayudarán a que la rehabilitación sea más efectiva.
  • Tobillera Orliman Sport

    Tobillera de Orliman Sport

    A partir del cuarto día se puede iniciar el apoyo progresivo, sin forzar. En este momento se pueden usar órtesis estabilizadoras como las de Orliman. Estas tobilleras limitan los movimientos potencialmente lesivos, a la vez que estabilizan y realizan compresión en la zona. Algunas de ellas son tobilleras con férulas, para una mayor estabilización.

  • A partir de los quince días se puede empezar con la rehabilitación, con ejercicios de fortalecimiento y propioceptivos. Estos ejercicios fortalecerán tanto el pie como el tobillo y le ayudarán a prevenir futuros esguinces o dolor crónico en la zona. Es conveniente continuar con las tobilleras elásticas hasta la desaparición de los síntomas.
  • La vuelta a las actividades habituales depende de cada paciente, aunque suele producirse cuando la persona puede realizarlas sin dolor.
  • Si se practica alguna actividad deportiva, es conveniente esperar hasta pasadas 4 ó 6 semanas, dependiendo del grado de las lesiones de tobillo. Generalmente se recomienda que el dolor sea mínimo o no exista, igual que la inflamación. También es importante que se haya fortalecido la zona para evitar inestabilidades. Puede ser conveniente el uso de tobilleras u órtesis estabilizadoras para disminuir la posibilidad de nuevos esguinces.

Con un tratamiento de esguince de tobillo adecuado, los esguinces se curan rápidamente en la mayoría de los casos y no se convierten en un problema crónico. Eso sí, el paciente debe seguir al pie de la letra las indicaciones de su médico o fisioterapeuta para que tenga éxito.

 

Entrada anterior
Antiarrugas, cómo mantener la piel joven
Entrada siguiente
Dietas, ¿cuál es la mejor para mi?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú