Verrugas en bebés, ¿por qué salen?

El Virus del Papiloma Humano y un sistema inmunológico débil son las causas más frecuentes de las verrugas en bebés.

El Virus del Papiloma Humano está detrás de la aparición de las verrugas en bebés y de todo el mundo. Las verrugas son una lesión cutánea muy frecuente, que suele afectar al 25% de la población en un momento dado. También puede provocar su aparición un sistema inmunológico débil o una mala circulación. A este virus le gustan las zonas húmedas y tibias y una vez entra en nuestro organismo la verruga comienza a crecer. Pueden tardar muchos meses hasta que hace su aparición.
Además, hay que tener en cuenta que la piel de los bebés es muy delicada e inmadura, por lo que no ha creado una barrera eficaz para evitar las infecciones. Por eso las enfermedades relacionadas con la piel pueden aparecer en los primeros días y meses de vida. Por eso es importante tomar precauciones. Las verrugas son fáciles de contagiar y se pueden diseminar de una parte del cuerpo a otra.
Aunque no son perjudiciales para la salud, sí que son molestas, sobre todo para los bebés y los niños que suelen rascárselas o frotárselas y eso puede provocar el contagio. Porque el mayor problema que tienen las verrugas y el virus es la facilidad con la que se contagian. Si tocas una toalla, una superficie o cualquier otra cosa que haya tocado una persona con una verruga ya puede contagiarte.
Las verrugas en bebés también pueden contagiarse durante el parto. En este caso las verrugas que suelen aparecer son las verrugas genitales, que son semejantes a una coliflor y aparecen en el pene, escroto o vulva y en la piel que rodea los genitales. También pueden aparecer en la garganta. En estos casos es importante acudir al pediatra y que las examine para poder recibir un tratamiento adecuado. La mayoría de las veces, sobre todo en las verrugas de garganta, la opción es eliminarlas con cirugía láser, para evitar que crezca y dificulten la respiración del bebé.

Las verrugas en bebés no suelen ser perjudiciales para su salud pero hay que prevenir su contagio.

Para el resto de las verrugas en bebés, que suelen aparecer en la cara, manos rodillas o en la planta de los pies, es el especialista el que tiene que determinar si las elimina o hay que dejar que desaparezcan espontáneamente. Y muchos se decantan por esta opción porque consideran que el problema es más estético que de salud. Es un proceso puede tardar meses e incluso años. Pero en los bebés no se puede utilizar el tratamiento que se recomienda para niños o adultos, como la crioterapia.
Eso sí, hay que tener en cuenta que la desaparición de la verruga no supone la desaparición del virus. Por eso es importante no tener contacto con los focos de infección y la prevención. Por ejemplo, es importante tomar algunas precauciones. Si hay cerca alguna persona con verrugas como evitar usar la misma toalla para el bebé y evitar el contacto. Además para prevenir la aparición de verrugas en el bebé es conveniente mantener su piel siempre seca. Así se consigue evitar las infecciones, erupciones y verrugas, y cuidar la higiene infantil. Así protegemos a nuestro bebé del Virus del Papiloma Humano y reducimos las posibilidades de que se contagie.

Entrada anterior
Hábitos de higiene infantil y cómo enseñarlos.
Entrada siguiente
¿En qué consiste la prueba de colesterol?

Entradas relacionadas

fitoterapia

Fitoterapia, ¿qué es?

CONSEJOS
La fitoterapia utiliza los principios activos de las plantas para tratar enfermedades. La fitoterapia es la utilización de los productos de origen vegetal con finalidad terapéutica, para prevenir, aliviar o curar un…
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú