Diez remedios naturales para la tos

Diez remedios naturales para la tos

La miel es uno de los remedios naturales para la tos más beneficiosos

Algunos remedios naturales para la tos son más eficaces que los medicamentos

La tos es molesta, pero curiosamente es un mecanismo de depuración respiratoria. Es la manera que tiene el organismo de liberar las bacterias, virus, polvo u otras sustancias que irritan las terminaciones nerviosas en las vías respiratorias entre la garganta y los pulmones y de limpiar los pasajes. Aunque existen medicamentos que pueden aliviar la tos es recomendable no abusar de ellos y recurrir a los remedios naturales para la tos. Van a solucionar el problema de manera efectiva.

  • Miel y limón. Es uno de los remedios naturales para la tos más conocido. El agua tibia con limón y miel alivia la infección de garganta, la irritación y el picor que produce la tos.
  • Hay que partir una cebolla por la mitad, añadirle un poco de azúcar y agua para que sude más y se coloca en el cabecero de la cama. La cebolla tiene una reacción química con el aire que crea vapores muy intensos y ayudan con la tos, calmando la irritación de garganta e hidratando las mucosas.
  • La miel y pimienta negra. Otro remedio con miel. La combinación de ambos alimentos en una infusión hace un jarabe natural para aliviar la irritación de la garganta y combatir los microorganismos que ocasionan la tos. Además tiene un efecto antibiótico muy poderoso.
  • Es también un antibiótico natural. Una infusión de ajo es uno de los remedios naturales para la tos más poderosos, ya que te ayudará a calmarla y a la vez despejará los bronquios y descongestionará.
  • Una infusión de jengibre con miel y limón es perfecta para las toses con flemas. El jengibre tiene propiedades expectorantes y antitusivas, además de antiinflamatorias y antibióticas.
  • En Alemania, el tomillo es un tratamiento contra la tos reconocido oficialmente. Las hojas de esta planta contienen un potente remedio que calma la tos y relaja los músculos de la tráquea, al tiempo que reduce la inflamación. Si el sabor de la infusión no te gusta, añádele miel y limón y además reforzarás el efecto.
  • Té. Algunas variedades de tés son muy buenas como remedios naturales para la tos. Por ejemplo, el té de hierbabuena, de hisopo o de flor de sauco.
  • Crema de plátano. Reduce la irritación y previene la tos seca y está especialmente indicado para los niños. Hay que cortar el plátano y machacarlo. Se le añade agua hirviendo y se deja reposar media hora. Cuando esté frío se agrega una cucharada de miel y ya puedes tomar esta crema.
  • Chocolate. El chocolate negro posee una sustancia llamada teobromina cuyo consumo provoca un efecto inhibidor de la tos muy potente. Esta sustancia inhibe la actividad del nervio vago, evitando así el acto reflejo que provoca la tos. Es beneficioso tanto para la tos aguda como para la crónica.
  • Bebidas calientes. Las bebidas calientes como infusiones, sopas o caldos ayudan a calmar la irritación de la garganta. Además te mantienen hidratado.

Eso sí, si la tos no se va después de probar alguno de estos remedios naturales para la tos, es mejor acudir al médico. Una tos persistente puede ser un síntoma de una enfermedad más grave y hay que realizar pruebas para poner el tratamiento más adecuado y eficaz.

 

Entrada anterior
Dieta mediterránea y sus recetas, las posibilidades son infinitas y sanas
Entrada siguiente
¿Qué es el virus del papiloma humano?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú