Cremas y parche reductor de cicatrices, la solución para que desaparezcan

Cremas y parche reductor de cicatrices, la solución para que desaparezcan

El parche reductor de cicatrices elimina tanto las antiguas como las recientes

El parche reductor de cicatrices y la crema cicatrizante se complementan perfectamente

Tener una cicatriz puede afectar a una persona. Es un recuerdo de un accidente, una intervención quirúrgica, de un traumatismo o simplemente es algo antiestético que no le gusta ver. Tratamos de disimularlas, por ejemplo con maquillaje u ocultándolas con la ropa, pero no siempre es posible. Sin embargo, existen una serie de productos que actúan como reductor de cicatrices. Son productos muy efectivos y que ayudan a acabar con complejos. 

Uno de esos productos es el parche reductor de cicatrices. Estos apósitos para cicatrices ablandan y aclaran tanto las antiguas como las recientes. Además, en casos que aparecen por quemaduras, traumatismos o los antiestéticos queloides los resultados son muy buenos. El parche reductor de cicatrices combina humedad y calor en la zona afectada. Con ello se consigue que la cicatriz se haga más pequeña. Y también que sea más plana y menos visible (su color se iguala al de la piel). El calor repercute en la acción de las enzimas que se encargan de reparar los tejidos, aumenta la circulación y el suministro de oxígeno y reduce el enrojecimiento. Y la humedad que aportan, unida a la presión que realizan los apósitos para cicatrices hace que se produzca una disposición correcta de las fibras de colágeno.

Los resultados de este producto se perciben entre 4-8 semanas después de haber aplicado estos apósitos para cicatrices. Y, aunque el parche reductor de cicatrices suele proteger del sol, es conveniente aumentar esa protección de la cicatriz de los rayos del sol para que el resultado sea mejor.

¿Cómo se usa el parche reductor de cicatrices? Solo tienes que pegarlo bien a la piel y usarlo un mínimo de 12 horas al día durante ocho o diez semanas. Se puede usar el mismo parche reductor de cicatrices durante varios días y reemplazarlo cuando notes que pierde adherencia. Con estos apósitos para cicatrices no hay problema en ducharte o bañarte con ellos porque son resistentes al agua.

Además del parche reductor de cicatrices, y sobre todo en casos de cicatrices recientes, es conveniente aplicarse una crema para cicatrices para deshacerse de ellas. Es una crema cicatrizante, que ayuda a que la piel se recupere mejor. Para ello, la crema para cicatrices suele tener vitaminas, agentes hidratantes y diversos compuestos, tanto naturales como el aloe vera o la rosa mosqueta, como diversos principios activos, que ayudan a que la cicatriz se vaya difuminando, hasta desaparecer. La crema cicatrizante suaviza el tejido y da elasticidad a la piel.

En Farmacia María Meliá disponemos tanto de diversos tipos de parche reductor de cicatrices, como de crema para cicatrices. Dependiendo de las características de la cicatriz, del tiempo que la tengas o de dónde se encuentre podemos aconsejarte entre elegir una u otra opción. Además, los profesionales de Farmacia María Meliá te explicarán cómo usar cada opción. Y por supuesto te darán todos los consejos para aprovechar al máximo las propiedades de estos productos. Así podrás eliminar esas cicatrices que tanto te molestan.

Entrada anterior
Acaba con el mal olor de tus pies con el desodorante de pies
Entrada siguiente
Cómo usar la cera de ortodoncia

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú