Prueba de diabetes, más vale prevenir

Prueba de diabetes, más vale prevenir

La prueba de diabetes permite detectarla a tiempo y evitar problemas mayores

La diabetes es un exceso de azúcar en la sangre. Esta enfermedad puede causar problemas serios como enfermedades cardíacas, derrames cerebrales y daños en los ojos, riñones y nervios. E incluso un mal tratamiento puede hacer necesario la amputación de un miembro. Estudios recientes indican que la detección temprana y el tratamiento de los síntomas disminuyen las complicaciones que se asocian con esta enfermedad. Por eso es importante hacerse la prueba de diabetes para detectarla y tenerla controlada.

El médico puede pedirle que se haga la prueba de diabetes prueba de diabetessi tienen una constante necesidad de orinar, mucha sed y hambre, pérdida de peso inusual, fatiga e irritabilidad, infecciones, visión borrosa, cortes que tardan en sanar u hormigueo en manos y pies. Todos ellos parecen problemas poco importantes pero pueden ser síntomas de algo más grave, como la diabetes, ya sea de tipo 1 o de tipo 2. La primera es más típica en niños y jóvenes. En ella, el cuerpo no produce insulina (hormona necesaria para convertir el azúcar en energía). La diabetes tipo 2 es la más común. En ella, el cuerpo no produce la suficiente insulina o las células no hacen uso de ella.

También puede recomendar hacer la prueba de diabetes si tienes más de 45 años, sobrepeso u obesidad, presión arterial alta, colesterol, perteneces a un grupo étnico de riesgo, antecedentes familiares o si has tenido diabetes durante el embarazo.

Existen tres tipos de prueba de diabetes que ayudan a detectar si ya la tienes o si eres propenso a desarrollarla

Existen tres tipos de prueba de diabetes y consisten en un análisis de sangre. La más común es la prueba de glucosa en ayuno. Es necesario no haber comido nada en las 8 horas anteriores. Esta prueba ayuda a determinar si tienes diabetes o si eres propenso a desarrollarla (prediabetes). Por ejemplo, si el nivel de glucosa es de 100 a 125 mg/dl puedes tener prediabetes, mientras que si es superior a 125 mg/dl ya está presente la diabetes.

PRUEBA DIABETES La segunda prueba de diabetes es la sobrecarga oral de la glucosa. También requiere un ayuno ocho horas antes de la prueba. El nivel se mide antes, durante y dos horas después de haber bebido un líquido que contiene 75 gramos de glucosa disueltos en agua. Si después de dos horas su nivel de glucosa está entre 140-199 mg/dl tiene un tipo de prediabetes que se llama intolerancia a la glucosa y tiene más probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2. Si el nivel está por encima de los 200 mg/dl significa que tiene diabetes.

La tercera prueba de diabetes es la prueba aleatoria de glucosa en plasma. Consiste en un análisis de sangre en cualquier momento del día cuando se tienen síntomas de diabetes severa (orina frecuente, aumento de sed, visión borrosa, heridas que no cicatrizan y pérdida de peso repentina).

Una vez diagnosticada la diabetes es importante hacerse otro tipo de pruebas para controlarla. Por un lado está la prueba del pinchazo de la yema del dedo, que sirve para determinar el azúcar en ese momento determinado. Esta prueba se puede hacer en casa, usando un medidor de glucosa en sangre. Luego está la prueba de hemoglobina A1C. Se hace en laboratorio (pregunte en su farmacia de confianza si la realizan). Esta prueba indica el promedio de azúcar en sangre durante los últimos tres meses. Es conveniente hacerla un par de veces al año.

Ambas pruebas ayudan a controlar el nivel de glucosa. También ayudan a saber si el tratamiento (alimentación saludable, ejercicio y medicación) está funcionando correctamente.

Entrada anterior
¿En qué consiste la prueba de colesterol?
Entrada siguiente
Crema solar infantil, protege a los niños este verano

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú