Consejos para elegir el mejor protector solar para ti

Consejos para elegir el mejor protector solar para ti

El protector solar debe adecuarse a nuestro tipo de piel y proteger de los rayos UVB y UVA

Bronceador y protector solar no son lo mismo

Llega el verano y aparecen las mismas dudas de todos los años: ¿estoy usando un buen protector solar? ¿Qué debo tener en cuenta para una buena protección solar? ¿Cómo tengo que aplicarme la crema solar para que sea efectiva? ¿Es lo mismo el bronceador que el protector? En Farmacia María Meliá queremos ayudarte a solucionar tus dudas para que este verano disfrutes del sol sin problemas.

Tomar el sol en la playa es un gran placer para muchas personas. El sol es fundamental para que nuestro cuerpo sintetice la vitamina D y así prevenimos enfermedades como la osteoporosis y algunos tipos de cáncer. Sin embargo, sin la protección adecuada, puede ser peligroso ya que la radiación solar agrede a la piel y puede causar cáncer de piel. Para evitarlo lo más efectivo es evitar el sol en las horas en las que la radiación es más fuerte (entre las 11 y las 16 horas) y usar un buen protector solar.

¿Cómo debe ser un buen protector solar? Debe ofrecer protección solar no solo frente a los rayos UVB, responsables de las alteraciones en las capas más superficiales de la piel, sino también contra los rayos UVA, que son los más peligrosos y responsables de las enfermedades de la piel. Y también contra los infrarrojos, que son los responsables del estrés oxidativo de las células y de un aumento de los radicales libres que dañan la piel. Además es importante elegir un protector solar adecuado a nuestro tipo de piel y a la actividad que vamos a realizar (no es lo mismo estar tumbados en la hamaca que practicando algún deporte). Tiene que demostrar que es fotoestable, para que garantice la misma protección dentro del agua y que la protección solar no desaparezca rápidamente.

¿Cómo tengo que aplicarme la crema solar para que sea efectiva? La medida ideal es de 2 mg de crema por centímetro cuadrado de piel. Sin embargo, es complicado calcular las dosis precisas. Pero para acercarse a esa cantidad hay que aplicar una cantidad generosa. Y repartirla bien por todo el cuerpo, sin olvidarse de ninguna zona (orejas, pies, nuca, … también necesitan protección). Además, aplícala sobre la piel limpia y seca y evita hacerlo si estás sudando. Hay que hacerlo unos 20 ó 30 minutos antes de exponerse al sol. Y deja que se absorba bien antes de ponerte la ropa, para evitar que la fricción elimine la crema solar. Y recuerda reaplicarla después de cada baño y cada dos horas.

¿Bronceador o protector solar? Aunque lo parezca no son lo mismo. El bronceador contribuye a obtener el bronceado, pero no siempre lleva asociado un factor de protección solar, con los riesgos que eso conlleva. El protector solar es el mejor producto para evitarlos ya que protege frente a los UVB, los UVA y los infrarrojos. Y aunque el bronceado tarde más en llegar, con una crema solar con protección solar este será más sano.

Y a la hora de elegir busca el apoyo de un farmacéutico, como Farmacia María Meliá. Te ayudarán a tomar la decisión correcta. Además en Farmacia María Meliá encontrarás productos que cumplen las recomendaciones europeas y que están avalados por las sociedades médicas y certificados internacionales. Porque con la salud no hay que jugar. Por eso evita los bronceadores caseros y acude a los expertos.

Entrada anterior
Champú para piojos, cada vez más necesario en verano
Entrada siguiente
Chupetes de silicona o de látex, ¿cómo elegir bien?

Entradas relacionadas

complejos vitamínicos

Charla Detox

Dietética
El Jueves 17 de Enero a las 12:00 h. tienes una cita en la farmacia. Te explicaremos como empezar a depurar tu hígado Apúntate: info@farmaciamariamelia.com Telf. 96.369.37.21 Whastsapp: 637 653…
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú