Propiedades del paracetamol, ¿por qué me lo receta el médico?

Propiedades del paracetamol, ¿por qué me lo receta el médico?

Entre las propiedades del paracetamol destacan las analgésicas y las antipiréticas.

Si el ibuprofeno es uno de los medicamentos imprescindibles en nuestro botiquín, no lo es menos el paracetamol. Según los datos del Sistema Nacional de Salud, en España se venden unos 32 millones de envases, un 3,8% del total de medicamentos. Las propiedades del paracetamol lo hacen muy recomendable para un sinfín de dolencias, siempre que se sigan las pautas de su médico o farmacéutico (es un medicamento que se puede comprar sin receta).

Entre las propiedades del paracetamol destacan las analgésicas y antipiréticas. Esto significa que nuestro médico nos lo receta para calmar el dolor (suave o moderado) y reducir la fiebre. Por ello suele usarse con frecuencia para tratar resfriados comunes y gripe.

Es muy útil también en personas con artrosis o artritis reumatoide, con enfermedades hematológicas (como linfoma de Hodgkin o leucemia), con enfermedades autoinmunes como el síndrome antifosfolípido (facilidad para desarrollar trombos) o el lupus (el sistema inmunitario ataca a las células y tejidos sanos por error).

Además, en personas que no toleran bien la aspirina o el ibuprofeno, el paracetamol es el analgésico recomendado. Lo mismo ocurre cuando esos medicamentos están contraindicados.

Una de las propiedades del paracetamol más destacadas es que es un medicamento seguro.

Otra de las propiedades del paracetamol es que es compatible con la lactancia. Las mujeres que dan el pecho pueden tomar este medicamento sin miedo a trasmitirlo a sus hijos a través de la leche, ya que no se ha detectado en la orina de los lactantes.

Y aunque depende de la vía de administración (oral, rectal o intravenosa) una de las ventajas del paracetamol es que su efecto es rápido. Por ejemplo, si se toma por vía oral (la más común), suele empezar a actuar a los 15-30 minutos de la toma.

Uno de los errores más habituales es confundir las propiedades del paracetamol con las del ibuprofeno y consumirlo indistintamente. Ambos medicamentos sirven para paliar el dolor y reducir la fiebre, pero el ibuprofeno tiene también propiedades antiinflamantorias que no tiene el paracetamol. Dependiendo del origen del dolor, hay que consumir uno u otro. Por ejemplo, para un dolor de cabeza son más beneficiosas las propiedades del paracetamol y más si va acompañado de fiebre. Ocurre lo mismo con las jaquecas o migrañas, las propiedades del paracetamol son más recomendables en estos casos, ya que incide en el dolor a nivel neurológico. Sin embargo, para un dolor muscular, de huesos o de menstruación es preferible el ibuprofeno.

Aunque no sea una de las propiedades del paracetamol hay que destacar que está considerado como un medicamento seguro, ya que no afecta ni a la mucosa gástrica, ni al sistema nervioso, ni a los riñones, ni a la coagulación sanguínea. Además apenas presenta reacciones alérgicas.

Eso sí, hay que seguir las pautas recomendadas por el médico o farmacéutico y no superar los 6 gramos al día. Lo aconsejable es tomar 500-600 miligramos cada 8 horas o 1 gramo cada 6 horas. Si se superan los 6 gramos al día puede convertirse en un medicamento tóxico y provocar daños importantes en el hígado, como una insuficiencia hepática y en algunos casos provocara la muerte. También es fundamental evitar prolongar el tratamiento más allá de lo que haya pautado el médico por las graves consecuencias que puede provocar en nuestra salud.

Entrada anterior
Niveles de glucosa en sangre, ¿cuándo debo ir al médico?
Entrada siguiente
Botiquín casero, ¿cómo lo hago?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú