Propiedades del ibuprofeno, ¿por qué me lo receta el médico?

Propiedades del ibuprofeno, ¿por qué me lo receta el médico?

Las propiedades del ibuprofeno son tres: antiinflamatorias, antipiréticas y analgésicas

El ibuprofeno es uno de los imprescindibles en cualquier botiquín. Se encuentra entre los medicamentos más consumidos en España. Y pesar de que en los últimos años se ha incrementado su mala fama debido a sus efectos secundarios, nuestro médico nos lo sigue recetando, ¿por qué? Porque las propiedades del ibuprofeno ayudan a combatir muchas dolencias. Siempre que se consuma sin abusar y siguiendo las dosis recomendadas.

No tiene que ser tan malo cuando la OMS lo incluye en su lista de medicamentos indispensables. Y el Comité de Farmacovigilancia de la Agencia Europea del Medicamento considera que sus beneficios son superiores a sus riesgos. Ello es debido a las tres principales propiedades del ibuprofeno: antiinflamatorias, antipiréticas y analgésicas. Es bueno para tratar dolores leves o moderados, como una cefalea, dolor muscular, dental o las molestias de la menstruación. También sirve para atajar la fiebre y las molestias del resfriado común. Además de tratar cuadros inflamatorios como los de la artritis o en caso de lesiones. Pero además, las propiedades del ibuprofeno sirven para tratar otros problemas como el acné o la resaca del alcohol.

Los beneficios de las propiedades del ibuprofeno son superiores a sus riesgos

Al ser un fármaco antiinflamatorio no esteroide (AINE), las propiedades del ibuprofeno funcionan reduciendo las hormonas que causan la inflamación y el dolor en el cuerpo. Así se consigue combatir la hinchazón, la fiebre y el dolor. Eso sí, hay que seguir las dosis recomendadas por su médico o farmacéutico y no abusar. Si aparecen alguno de sus efectos secundarios (estreñimiento, ardor de estómago, vómitos con sangre, sangre en las heces, mareos, sensación de inestabilidad o fatiga) hay que consultar al médico o farmacéutico. Así evitaremos problemas en el estómago o en los intestinos, renales, óseos o un mayor riesgo de sufrir un ataque al corazón.

¿Cuáles son las dosis recomendadas? Depende de la causa que se quiera tratar. Por ejemplo, como antiinflamatorio en adultos la dosis diaria no debe exceder los 2.400 mg/día administrados en varias dosis (lo más recomendable es entre 1.200-1.800 mg/día). Como analgésico y antipirético en adultos, la dosis recomendada es de 400-600 mg cada 4-6 horas. La misma dosis sirve para frenar el dolor menstrual. Es conveniente siempre tomar la dosis más baja. Y no debe consumirse durante más de 10 días para tratar el dolor o más de tres días para combatir la fiebre.

Además, a pesar de sus las muchas propiedades del ibuprofeno, hay grupos de personas que no deben tomarlo. Los niños menores de 12 años, durante el embarazo, personas con problemas cardiacos, con problemas de asma o si han tenido reacciones alérgicas con otros medicamentos tipo AINE. También debe tenerse en cuenta, si el paciente fuma, tiene diabetes o presenta cifras elevadas de tensión arterial o colesterol en sangre. Y la posible interacción con otros medicamentos.

Por ello, cuando el médico nos receta ibuprofeno hay que seguir sus pautas, como ocurre con otros medicamentos. Por su versatilidad, acudimos a él con mucha frecuencia, sin pensar que si abusamos de él puede ser más dañino que beneficioso.

Entrada anterior
Calendario de vacunas infantil, ¿cuándo tengo que vacunar a mi hijo?
Entrada siguiente
¿Tengo gripe o solo estoy constipado?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú