Piernas hinchadas, ¿qué puedo hacer?

Piernas hinchadas, ¿qué puedo hacer?

La piernas hinchadas afectan a más de un 25% de la población adulta

La retención de líquidos o una mala circulación son las causas más habituales de tener las piernas hinchadas. Eso produce una sensación de hormigueo, pesadez y cansancio. Cuando más se nota es en verano, porque el calor produce un aumento de la distensibilidad venosa. La sangre se impulsa hacia el corazón con menos fuerza y el retorno venoso se dificulta. Es entonces cuando aparece el edema generalizado en las piernas y la hinchazón. Unas sensaciones que son molestas y queremos solucionar rápidamente. ¿Qué podemos hacer?

Las piernas hinchadas es un problema muy frecuente. Afecta a más de un 25% de la población adulta y sobre todo a mujeres. Las personas sedentarias o con sobrepeso son más propensas a sufrirlas. Lo mismo ocurre en los que sufren insuficiencia venosa o los que consumen ciertos medicamentos, como antidepresivos, esteroides, medicamentos para la presión arterial o estrógenos. O incluso durante la menstruación, ya que los cambios hormonales pueden ocasionar edemas y piernas cansadas. Otras causas de las piernas hinchadas pueden ser los largos viajes, en los que se pasa mucho tiempo sentado y sin moverse.

Para aliviar los primeros síntomas de las piernas hinchadas puedes seguir estos diez consejos:

  • Cuando estés tumbada, pon las piernas en alto o sobre cojines, para elevarlas por encima del nivel del corazón. Así ayudarás a que la circulación
  • Muévete. Andar media hora al día o hacer ejercicio y abandonar el sedentarismo es la mejor forma de activar la circulación y evitar las piernas cansadas.
  • Cuida la alimentación. Una dieta sana y baja en sal reduce la retención de líquidos y además te ayudará a bajar de peso.
  • Usa medias de compresión. Facilitan el retorno venoso y la circulación de la sangre. Las medias de compresión tienen un doble efecto preventivo y terapéutico y son beneficiosas si pasan mucho tiempo de pie o sentada, retienes líquidos, tienes sobrepeso, hay antecedentes familiares de insuficiencia venosa o viajas con frecuencia.
  • Si vas a hacer un viaje largo y sueles sufrir de piernas hinchadas, utiliza unas medias de compresión y de vez en cuando levántate y anda un poco.
  • Evita usar ropa ajustada.
  • Date duchas de agua fría en las piernas.
  • Bebe mucho agua.
  • Tanto los que puedes hacerte tú misma como los que se realizan en algunos centros de estética con aparatos. El movimiento ayuda a que se estimule el retorno venoso y a mejorar el sistema linfático, eliminando la retención de líquidos.
  • Utiliza productos para piernas cansadas. Los geles y espumas para las piernas hinchadas dan sensación de frescor y llevan componentes que estimulan la circulación. Además si al aplicarlos realizas un masaje, el efecto será mayor. Pregunta en Farmacia María Meliá cuál puede ser el más adecuado para ti.

Pero si a pesar de seguir estos consejos, las piernas hinchadas perduran no dudes en acudir al médico. Podría ser un aviso de una insuficiencia cardíaca. Esto significa que hay un desequilibrio entre la capacidad del corazón para bombear y la necesidad de riego sanguíneo del organismo. Una insuficiencia cardíaca puede ser un trastorno por si solo o un síntoma de otra enfermedad. Por ello no hay que quitarle importancia a las piernas hinchadas.

Entrada anterior
Regala belleza esta Navidad
Entrada siguiente
Alimentos que bajan el colesterol, ¿cuáles son los mejores?

Entradas relacionadas

No results found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú