Tengo las encías sensibles, ¿qué debo hacer?

Tengo las encías sensibles, ¿qué debo hacer?

Las encías sensibles son una dolencia muy común. Una buena higiene dental con productos adecuados ayuda a corregir las molestias de las encías sensibles.

Alrededor del 25% de la población adulta tiene sensibilidad periodontal o encías sensibles. Las causas de esta dolencia son variadas. Por un lado puede ser porque no existe equilibrio en la placa bacteriana. Si hay un exceso de bacterias comienzan las molestias en las encías, el sangrado o la inflamación.

Otra de las causas de las encías sensibles puede ser una reducción del esmalte. Eso provoca que la dentina (la parte más blanda del diente) quede expuesta. En la dentina hay unos pequeños canales por los que pasa el nervio y que están llenos de un líquido que se desplaza al contacto con bebidas y alimentos calientes o fríos. Ese movimiento hace que los terminales nerviosos reaccionen y es cuando aparece el dolor o la sensibilidad. Al esmalte también le afecta el bruxismo, el cepillado excesivo, una pasta dentífrica fuerte o la edad.

El síntoma principal de las encías sensibles es un dolor fácilmente identificable. Es intenso, está localizado en el diente que lo sufre y de corta duración, ya que solo se siente cuando actúa el estímulo que lo provoca: alimentos o bebidas muy frías o muy calientes, sustancias dulces o ácidas, un cepillado de dientes fuerte, inhalar aire frío…

Lo primero que hay que hacer si nota que tiene las encías sensibles es acudir al odontólogo. Así se descarta que esa sensibilidad sea indicador de una afección más seria como la gingivitis, o enfermedad de las encías, o por ejemplo una caries. Además, a la hora de una correcta higiene dental es importante la visita periódica al odontólogo y seguir las pautas que le indique.

Después de la visita al especialista hay que tener en cuenta una serie de consejos para prevenir y cuidar las encías sensibles:

  • Realizar un cepillado adecuado de los dientes. No hay que hacer una limpieza agresiva o con más frecuencia de la que recomiende el dentista. La presión debe ser suave pero firme.
  • El cepillo dental debe ser suave. En Farmacia María Meliá tenemos cepillos adecuados para dientes sensibles que son perfectos para su higiene dental.
  • La pasta dental tiene que ser para dientes sensibles. Esos dentífricos tienen compuestos que ayudan a bloquear las sensaciones que llegan al nervio y reducen la sensibilidad.
  • Tanto la pasta dental como los enjuagues bucales deben llevar flúor, para reforzar el esmalte.
  • Evitar las comidas ácidas o dulces, porque pueden dañar el esmalte.
  • Intenta no rechinar los dientes (bruxismo) o apretarlos. Para ello lo mejor es que el odontólogo te recomiende un protector bucal para usarlo por la noche.

Mantener una correcta higiene bucal es importante siempre para prevenir cualquier complicación mayor. En el caso de las encías sensibles evitaremos molestias y dolores innecesarios. En Farmacia María Meliá te podemos ayudar a elegir los productos necesarios para cuidar tu boca, así como explicarte cual es su uso correcto para obtener los mayores beneficios de su aplicación.

Entrada anterior
8 consejos para reducir el colesterol
Entrada siguiente
Diabetes: dieta y ejercicio son claves para su control

Entradas relacionadas

No results found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú