Recomendaciones para elegir un tensiómetro

Recomendaciones para elegir un tensiómetro

Al elegir un tensiómetro es importante que estén reconocidos por organismos independientes

Entre elegir un tensiómetro de brazo o de muñeca, los expertos recomiendan el primero

La hipertensión arterial es un factor de riesgo de gran importancia y elevada prevalencia. Entre un 20-30% de la población adulta española la sufre. Un porcentaje que se eleva al 40-50% en mayores de 60 años. Por ello tener un tensiómetro para el hogar es una manera eficiente de controlarla y evitar los riesgos. Pero elegir un tensiómetro puede ser difícil, por la cantidad que existe en el mercado. Es conveniente seguir las recomendaciones de los expertos y no comprar un tensiómetro al azar.

– Calidad y fiabilidad. Entre esas recomendaciones para elegir un tensiómetro destaca que estén reconocidos por organismos independientes, como la Sociedad Española de Hipertensión, y que lleven el marcado CE. Para ello nada mejor que comprar un tensiómetro de farmacia. Primero porque seguro que es un producto de calidad y con la fiabilidad garantizada. Segundo porque el personal de la farmacia conoce bien los productos que vende y te explicará las características de cada uno. Y tercero porque te asesorarán para elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

– ¿Muñeca o brazo? La principal diferencia entre los tensiómetro de muñeca y los de brazo es la precisión en la medición. Aunque ambos pueden ser igual de fiables, los expertos como la Sociedad Española de Cardiología, la Fundación Española del Corazón o la American Heart Association no recomiendan el uso de los de muñeca. ¿La razón? Para obtener una lectura precisa es necesario que brazo y muñeca se encuentren a la altura del corazón y se sigan de manera exacta las instrucciones. Incluso entonces las mediciones son menos precisas que las tomadas en el brazo, porque las arterias de la muñeca son más estrechas y no están tan profundas como las del brazo.

– Uso sencillo. En la actualidad, el tensiómetro de farmacia suele ser digital, ya que es el mejor tensiómetro para el hogar porque su manejo es muy sencillo. Así las personas mayores se sienten cómodas para usarlo. Además permiten medir la presión arterial y frecuencia cardiaca a la vez. Y puedes almacenar los datos para ver la evolución.

– Brazaletes especiales. También debes fijarte, a la hora de comprar un tensiómetro si se puede utilizar con brazaletes especiales, bien para niños o bien para personas con contorno de brazos mayor al estándar.

– Servicio postventa. A la hora de elegir un tensiómetro hay que asegurarse que la marca escogida disponga de un servicio de atención al cliente o de un servicio técnico postventa. Estos aparatos requieren chequeos o calibrados cada dos años, aproximadamente.

Si vas a elegir un tensiómetro a tu farmacia de confianza, ellos te informarán de cómo debes utilizarlo:

  • Debes situarlo en el brazo, por encima del codo y a la altura aproximada del corazón.
  • Estar relajado y quieto durante el tiempo que dure la medición.
  • No cruzar las piernas.
  • El pulso debe ser regular. Es conveniente sentarse y reposar cinco minutos antes de realizar la medición.
  • Las mejores horas para tomarse utilizar un tensiómetro para el hogar es antes de desayunar y de tomar cualquier medicamento o antes de acostarse.

En Farmacia María Meliá, además de ayudarte a comprar un tensiómetro de farmacia de calidad, te podemos asesorar sobre cómo cuidarte. Para ello contamos con un servicio de control de dislipemia, para ayudarte a proteger tu corazón y tu salud.

Entrada anterior
¿Por qué comprar cosméticos de farmacia?
Entrada siguiente
Cómo tratar la dermatitis atópica

Entradas relacionadas

No results found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú