Digerir los alimentos, ¿problemas? Averigua la causa.

Digerir los alimentos, ¿problemas? Averigua la causa.

Digerir mal los alimentos puede venir por enfermedades, intolerancias o por comer mal y rápidamente.

¿Tienes problemas para digerir los alimentos? ¿Sufres malas digestiones? Hay alimentos más difíciles de digerir que otros, sobre todo los grasos o los muy azucarados. Pero una mala digestión puede tener su origen en diversas enfermedades, intolerancias o problemas que hay que tratar para permitir que el organismo absorba correctamente los nutrientes necesarios.

La mala digestión o dispepsia es la incapacidad más o menos habitual de digerir bien los alimentos. Es un proceso lento y pesado que viene acompañado de otros síntomas que indican que el aparato digestivo no funciona bien. Síntomas como gases, vómitos, acidez, dificultad de digerir, dolor en la boca del estómago o pesadez. ¿Las causas? Como ya hemos dicho pueden ser muy variadas:

  • Enfermedades del aparato digestivo. Desde úlceras, problemas en la vesícula o el páncreas, gastritis hasta cáncer de páncreas o de estómago, pasando por el reflujo de los ácidos hacia el esófago son algunas de las enfermedades que pueden afectar a la digestión.
  • Intolerancias Los celiacos o los intolerantes a la lactosa por ejemplo no digieren bien ciertos alimentos y el estómago se resiente. Con las intolerancias nuestro sistema digestivo tiende a inflamarse, produciendo indigestión, gases y flatulencias.
  • El estómago es sensible a ciertos medicamentos como aquellos que contienen ácido acetilsalicílico, antidepresivos o antiinflamatorios.
  • Causas psicológicas. El estrés y la ansiedad pueden producir malas digestiones de los alimentos.
  • Comer mal y rápidamente. Las comidas excesivas, sobre todo cuando hay alimentos muy grasos o bollería industrial, tienden a sobrecargar a nuestro estómago. Además si comemos rápidamente no damos tiempo a enviar al cerebro las señales de que estamos saciados y comeremos más.

Cuando tenemos problemas para digerir bien los alimentos de manera continuada es fundamental acudir al médico para conocer la causa y poner un tratamiento. Si es un problema puntual, los antiácidos ayudan a frenar los síntomas asociados a una mala digestión. Y los protectores gástricos, como la ranitidina o el omeprazol, son beneficiosos para disminuir las secreciones gástricas y evitar el reflujo y la acidez. Además puede ser importante contar con un asesoramiento nutricional para llevar una dieta adecuada. Pero si el problema sigue es adecuado realizarse una serie de pruebas médicas para descubrir si existe alguna otra patología o alguna intolerancia.

El estrés y la ansiedad puede provocar problemas para digerir alimentos.

Pero más allá de los medicamentos, hay una serie de consejos que puedes seguir para ayudar a tu organismo a digerir los alimentos:

  • Comer despacio. Así das tiempo al estómago a enviar las señales al cerebro que le indicarán que estas saciado y no comerás tanto. Y mastica lentamente para triturar bien los alimentos y ayudar a la digestión.
  • No bebas en exceso durante las comidas. Ya sea agua, refrescos o alcohol la moderación es fundamental. Beber en exceso en las comidas hace que tu estómago elimine ácidos y enzimas responsables del proceso digestivo correcto.
  • Evita irte a dormir inmediatamente después de comer. Aunque es fundamental relajarse para digerir bien los alimentos, el acostarse después de comer no ayuda a realizar mejor la digestión. Es preferible esperar un tiempo.
  • Vigila tu alimentación. Además de reducir el consumo de alimentos grasos o con mucho azúcar hay otros alimentos que te pueden sentar mal. Averigua cuáles son y trata de evitarlos. Porque el zumo de naranja puede ser muy sano, pero los cítricos pueden irritar las paredes del estomago. O el brócoli y la coliflor pueden producir gases. Y el café provocar acidez estomacal.
Entrada anterior
Fitoterapia, ¿qué es?
Entrada siguiente
Salud y deporte con Farmacia María Meliá

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú