Crema solar infantil, protege a los niños este verano

Crema solar infantil, protege a los niños este verano

La crema solar infantil no hay que usarla solo en la playa o en la piscina, sino siempre que vayan a estar expuestos al sol

Además, según la Skin  Cancer Foundation, la utilización de un fotoprotector los primeros 18 años de vida reduce en un 78% el riesgo de sufrir cáncer de piel en el futuro. La piel tiene memoria y las sucesivas exposiciones al sol van dejando huella. Si no la proteges con una crema solar infantil, en los primeros años, aparecen las quemaduras, más o menos leves. Además de las molestias que pueden causar las quemaduras, estas van dejando huella y multiplicando el riesgo de padecer lesiones malignas en la edad adulta. Además los daños en la piel por la radiación solar son acumulativos.

Al igual que aprenden otros hábitos, hay que inculcar a los niños la importancia de usar bien la crema solar infantil

Por eso es importante usar una crema solar infantil, por supuesto en la playa y en la piscina,CREMA SOLAR INFANTIL pero también en el parque, cuando salgan a la calle (sobre todo en las horas centrales del día, cuando el sol es más peligroso), cuando hagan deporte… No se trata de que no les de el sol, es una de las fuentes de vitamina D, fundamental para el desarrollo y crecimiento de los más pequeños, sino de proteger su piel antes futuros problemas.

Y no solo hay que utilizar frecuentemente un fotoprotector con los niños, sino que también hay que inculcarles la importancia de usar crema solar infantil. Al igual que aprenden otros hábitos, como lavarse los dientes, tienen que incorporar las normas de protección solar a su rutina diaria, sobre todo en verano.

  • Utiliza una crema solar infantil adecuada al tipo de piel.
  • Empieza a usar el fotoprotector desde la primavera, cuando se empieza a pasar más tiempo al aire libre.
  • Usa ropa adecuada, preferiblemente holgada y de algodón para favorecer la transpiración. Y también es conveniente que protejan su cabeza con una gorra.
  • Protegerle aunque esté nublado, porque las nubes no son un obstáculo para el paso de la luz ultravioleta.
  • Si va a exponerse al sol evitar colonias con alcohol, que pueden resultar fotosensibilizantes.
  • Cuidado con la deshidratación. Cada cierto tiempo dale a beber agua o zumos.
  • Las gafas de sol para niños son convenientes, así proteges sus ojos del sol. Pero cuidado, que sean homologadas y que ofrezcan protección 100% frente a los rayos UV y a la radiación IR-A.
  • Si tienen menos de seis meses no deben exponerse a la radiación solar, ni siquiera bajo una sombrilla. La arena refleja alrededor del 20% de la radiación solar, el agua un 10% y la hierba un 5%.
  • Evita las horas centrales del día y pasar mucho tiempo expuesto a los rayos del sol. Se corre el riesgo de sufrir una insolación y esa franja (12-17 horas) es en la que más radiación solar hay.
  • Después de la exposición al sol, utilizar un aftersun, que hidrate y calme la piel de manera inmediata.
Entrada anterior
Prueba de diabetes, más vale prevenir
Entrada siguiente
Crema solar para niños, ¿cómo debo elegirla?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú