Complejos vitamínicos, ¿cuándo son recomendables?

Complejos vitamínicos, ¿cuándo son recomendables?

Los complejos vitamínicos aportan las vitaminas y minerales que nos faltan en nuestra dieta.

Hay que tener cuidado con los complejos vitamínicos porque un exceso de nutrientes puede ser perjudicial.

Nuestro ritmo de vida actual hace que necesitemos un aporte extra de energía, además del que obtenemos de la alimentación. El estrés, la edad, la contaminación o los medicamentos, por ejemplo, son los causantes de que no absorbamos correctamente las vitaminas, minerales, aminoácidos y ácidos grasos esenciales. Por ello muchas veces es conveniente ayudar a nuestro organismo con complejos vitamínicos, que nos aseguran el aporte diario de vitaminas y minerales.

complejos vitamínicos¿Qué son los complejos vitamínicos? Son unas fórmulas con alto contenido en vitaminas y minerales que se consumen cuando hay una carencia importante de ellos en el organismo. Los más típicos son los multivitamínicos, el calcio y las vitaminas B, C y D. ¿Por qué? El calcio y la vitamina D facilitan la absorción del calcio en el cuerpo y las vitaminas C y E son antioxidantes que previenen el daño celular y ayudan a preservar la salud.

Eso sí, el consumo de complejos vitamínicos no debe hacerse sin consultar primero con tu médico o en tu farmacia de referencia. En Farmacia María Meliá podemos ayudarte. Contamos con un servicio de asesoramiento nutricional, donde, además de ayudarte a diseñar una dieta adecuada a tus necesidades podemos complementarla con complejos vitamínicos para que consigas los minerales y vitaminas que necesites.

Para ello hay que tener en cuenta diversos factores:

  • Esos complejos vitamínicos deben contener las vitaminas y minerales básicos: vitamina C y B, ácido fólico, zinc, potasio, calcio, magnesio y hierro son algunos de ellos.
  • Comprobar si tiene nutrientes adicionales y evitar aquellos que contengan lactosa, gluten o algún aditivo químico.
  • Consume los complejos multivitamínicos que sean adecuados a tu edad y sexo, porque contendrá las cantidades y nutrientes necesarias para ti. Por eso es importante ponerse en manos de un especialista para elegir qué se va a consumir.
  • No hay que excederse. Si el complejo supera el 100% de los valores diarios recomendados no es beneficioso, ya que además de lo que te aportan los suplementos, están los nutrientes de los alimentos que consumimos. En grandes dosis un exceso de algunas vitaminas y minerales puede ser tóxico.
  • Analiza tu alimentación. Si llevas una dieta equilibrada no necesitarás complementarla con complejos vitamínicos. Además si lo haces, puedes caer en un exceso de nutrientes y cómo hemos señalado en el punto anterior eso puede ser perjudicial.

Una dieta sana y variada basada por ejemplo en la dieta mediterránea, rica en frutas y verduras, es la mejor manera de conseguir las vitaminas y minerales que necesita nuestro organismo. Pero, como ya hemos señalado, nuestro ritmo de vida puede producir deficiencias en ese aporte diario. Y en esos casos puede ser interesante recurrir a los complejos vitamínicos.

Además existen colectivos que pueden presentar carencias, como los ancianos, las personas con alergias a distintos alimentos, enfermos oncológicos o los que siguen una estricta dieta hipocalórica. También puede ser recomendable tomar estos suplementos vitamínicos en casos como el embarazo, la lactancia, la menopausia o si se practica ejercicio intenso. Otros motivos para que el médico o farmacéutico te recomiende complejos vitamínicos es para combatir la astenia primaveral, cuando hay depresión moderada, cansancio, apatía o desgana.

 

Entrada anterior
Gel de ducha sin jabón, protege tu piel.
Entrada siguiente
Cremas para pieles atópicas, hidratan y reducen los brotes.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.

*

Menú