Cómo usar la cera de ortodoncia

La cera de ortodoncia alivia las molestias de los brackets

La cera de ortodoncia evita la aparición de llagas y rozaduras en la boca

La cera de ortodoncia es uno de los métodos más efectivos para aliviar las molestias que causa una ortodoncia con brackets. Durante los tratamientos de ortodoncia y especialmente durante los primeros días en que se lleva puesto el aparato (momento en el que la piel es más sensible y fácil de dañar), es posible que se produzca algún roce de los aparatos con la piel de la boca o de la lengua, lo que suele ocasionar la aparición de llagas por la ortodoncia, es decir, pequeñas heridas en la boca.

Esto es más habitual que ocurra al utilizar brackets metálicos, ya que sus bordes son menos redondeados que los de los brackets transparentes o cerámicos. Y aunque las llagas por la ortodoncia no son una gran preocupación y tan solo en algunos casos pueden complicarse, lo cierto es que pueden resultar bastante molestas.

Sin embargo, es muy sencillo evitarlas. Para eso tenemos en Farmacia María Meliá la cera de ortodoncia, la cual se aplica sobre los aparatos y evita que rocen con nuestra boca y nuestra lengua, de modo que no se formen llagas por la ortodoncia, actuando como una barrera de protección eficaz. Aunque es una solución temporal, dará el tiempo suficiente a que los tejidos se recuperen.

El uso de la cera de ortodoncia o cera para brackets es muy simple y sencillo. En primer lugar, tienes que lavarte la boca y los dientes. Los restos de comida impiden que la cera para brackets pegue bien. Después tienes que secarte con papel higiénico, una gasa o un algodón la zona donde vayas a colocar la cera de ortodoncia, para que se agarre mejor al diente.

Acuérdate también de lavarte muy bien tus manos antes de manipular la cera y aplícate sobre cada uno de los brackets una cantidad de cera de ortodoncia similar al tamaño del propio bracket, cubriéndolo todo y ejerciendo un poquito de presión durante unos segundos para que pueda quedarse adherida al hierro del bracket.

¡Ya está! De esta forma sencilla evitas que se produzcan roces con tu boca. Por tanto, conseguirás que no te aparezcan las molestas llagas por la ortodoncia. La cera de ortodoncia se quedará bien pegada y no se caerá al comer. Y si por casualidad te la tragas por accidente, no pasa nada. La cera para brackets no es tóxica. No tiene ningún efecto nocivo en el tratamiento de ortodoncia ni perjudica la salud. Está demostrado y cada vez son más los ortodoncistas que la recomiendan.

Puedes utilizar la cera de ortodoncia siempre que lo creas necesario. Aunque es especialmente recomendable usarla durante los primeros días que llevas aparato. Es entonces cuando nuestra boca es más sensible y vulnerable al roce. Eso sí, recuerda no utilizarla demasiado cuando tomes café o algún alimento o bebida caliente, para evitar que la cera se derrita.

En Farmacia María Meliá podrás encontrarla. Y, además, puedes consultarnos cualquier duda que tengas sobre ella. En Farmacia María Meliá te podremos aconsejar sobre el mejor uso de la cera de ortodoncia en tu caso.

 

Entrada anterior
Cremas y parche reductor de cicatrices, la solución para que desaparezcan
Entrada siguiente
Descubre los beneficios de la crema exfoliante facial

Entradas relacionadas

complejos vitamínicos

Charla Detox

Dietética
El Jueves 17 de Enero a las 12:00 h. tienes una cita en la farmacia. Te explicaremos como empezar a depurar tu hígado Apúntate: info@farmaciamariamelia.com Telf. 96.369.37.21 Whastsapp: 637 653…
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú