Cepillos infantiles y el cuidado de la higiene dental

Cepillos infantiles y el cuidado de la higiene dental

Elegir bien los cepillos infantiles es el primer paso para una correcta higiene dental

Los hábitos para el cuidado de los dientes en los niños debe empezar a crearse desde muy pequeños. Por ejemplo, cuando deja la lactancia y empieza a tomar papillas y otros alimentos (que suele ser cuando le sale el primer diente) hay que cuidar su alimentación para proteger la salud dental y limpiar la boca con una gasa humedecida en agua potable. Y en cuanto son un poco más mayores se debe empezar a enseñarles a usar los cepillos infantiles, las pastas de dientes para niños y los colutorios infantiles.

Para crear el hábito y que aprendan a mantenerlo es importante enseñarles de manera atractiva y divertida y que el niño participe de la elección por ejemplo del cepillo de dientes. En el mercado hay una gran diversidad de cepillos infantiles, formas, colores, tamaños… si el niño elije el que más le guste estará más motivado a usarlo. Y si se decide por uno de los cepillos eléctricos puede incluso que se sienta más ilusionado con probarlo, ya que suelen llevar imágenes de sus personajes favoritos como Pepa Pig o Bob Esponja. Además los cepillos de dientes eléctricos para niños suelen contar con cerdas suaves para limpiar más delicadamente y con un agarre fácil y ergonómico.

Al igual que los adultos, es importante que se limpien los dientes tres veces al día, después de cada comida. Junto con los cepillos infantiles, el otro aspecto a tener en cuenta son las pastas de dientes para niños. Dependiendo de la edad hay dentífricos infantiles con más cantidad o menos de flúor para que puedan lavarse los dientes sin peligro para su salud, ya que la ingesta excesiva y prolongada dcepillos infantilese flúor puede producir alteraciones óseas y dentarias. Por ejemplo, los niños menores de dos años deberían usar pastas libres de flúor o realizar el cepillado sin pasta; hasta los seis años apenas se deben manchar las cerdas de los cepillos infantiles y que sea con pasta de bajo contenido en flúor; y hasta los doce años poner la cantidad de pasta equivalente a un guisante.

Es conveniente que el adulto sea el que supervise la colocación de la pasta en el cepillo de dientes para niño, al igual que es importante enseñarle el uso del hilo dental para que se limpien bien las zonas a las que los cepillos infantiles no llegan. Y cuando veas que controla el proceso de higiene dental es el momento de introducir un colutorio infantil después del cepillado. La mayoría de los niños son capaces de hacerlo a partir de los seis años, pero si tienes dudas prueba antes con agua o suero fisiológico. Si lo hace bien empieza con el colutorio infantil.

Pero cuidar la higiene dental no solo es usar los cepillos infantiles, el colutorio infantil y la pasta de dientes. También hay que conseguir que sigan unos hábitos alimenticios y de comportamiento. Por ejemplo, tras la limpieza es aconsejable que solo beba agua y no ingiera nada hasta pasados 30 minutos; no debe abusar de alimentos y bebidas azucaradas; si practica deportes de contacto debe utilizar un protector bucal para evitar fracturas; y si debe acudir a las revisiones periódicas del dentista, no solo cuando aparece un problema.

Y por último un consejo. Cuando vayas a comprar los productos para la higiene infantil lo mejor es que acudas a tu farmacia de confianza. En Farmacia María Meliá os ayudaremos, a ti y a tu hijo, a elegir los productos que más se adaptan a su edad y a sus necesidades y os asesoraremos en los pasos que hay que dar para cuidar algo tan importante como es la higiene dental.

 

Entrada anterior
El colágeno, ¿Qué beneficios aporta?
Entrada siguiente
Antiarrugas, cómo mantener la piel joven

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú