Bronceador casero, ¿bueno o malo para la piel?

Bronceador casero, ¿bueno o malo para la piel?

Un bronceador casero no tiene filtros ni bloqueadores solares

Se puede usar un bronceador casero con mucha precaución

Se acerca el verano. Empezamos a sacar la ropa de esta temporada y queremos broncear la piel para lucir mejor esos conjuntos. Y para ello nada mejor que empezar a ir a la playa a tomar el sol. Pero recuerda que la protección es fundamental para no dañar la piel. Por eso, ten cuidado si usas un bronceador casero. No tiene filtros ni bloqueadores solares y puede ser perjudicial.

Los bronceadores convencionales o naturales, que puedes encontrar en la Farmacia María Meliá, forman una capa que filtra los distintos rayos solares. En los convencionales esa capa se forma a través de distintos compuestos químicos, mientras que en los naturales esa capa se forma gracias a los minerales.

Un bronceador casero no cuenta con esa capa bloqueante, con lo que te expones al sol sin protección. Por eso, si lo que buscas es algo natural, sin componentes químicos, es preferible que vengas a Farmacia María Meliá y preguntes por los bronceadores naturales. Será una opción más sana y efectiva que un bronceador casero.

Esto no significa que no puedas usar un bronceador casero. Solo que hay que hacerlo con mucha precaución y siguiendo los siguientes consejos:

  • No es conveniente que lo utilices en zonas sensibles, como el rostro.
  • Nunca debes utilizar un bronceador casero en pleno verano y en las horas de más radiación.
  • Si utilizas un bronceador casero no estés al sol más de una hora, porque si no puedes crearte quemaduras y dañar tu piel.
  • Mientras estés usando un bronceador casero es conveniente que mantengas la piel bien hidratada, bebiendo mucho agua y rociando las zonas más expuestas.
  • No utilizarlo en los primeros días de exposición solar porque nuestra piel está poco protegida.

Existen alternativas para potenciar broncear la piel y ayudarla a conseguir ese tono deseado. Por ejemplo, introducir en nuestra dieta alimentos ricos en betacarótenos. Como la zanahoria, que es rica en esa sustancia y estimula el bronceado y previene el envejecimiento celular. De hecho la zanahoria es la base para muchas recetas de bronceador casero.

También hay otros vegetales, como espinacas o pimientos, con alto contenido de betacarótenos, y frutas, como la manzana, tomate, mango o melón, que contienen flavonoides y ayudan a la mejor fijación del bronceado.

Y recuerda, además de necesitar protección para evitar la radiación solar y los daños en la piel, es conveniente tomar el sol con moderación e hidratarse bien. Además, aplícate el bronceador treinta minutos antes de la exposición solar para que la piel pueda absorberlo bien y renueva su aplicación después de cada baño o de una excesiva sudoración. Después de tomar el sol, aplícate un buen after sun, para calmar e hidratar la piel y prolongar el bronceado. Y toma una cantidad adecuada de verdura, fruta y cereales. Con un alto nivel de fibra y antioxidantes, para prevenir el envejecimiento de la piel.

El sol puede ser un amigo o un enemigo para nuestra salud. Broncear la piel y tener un tono dorado es perfecto, siempre que tomes unas pocas precauciones. Depende de ti.

Entrada anterior
Controla tu glucemia basal para mantener a raya la diabetes
Entrada siguiente
¿Cuáles son los principales tipos de verrugas?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú