Obtén una sonrisa luminosa con un blanqueador dental natural

Obtén una sonrisa luminosa con un blanqueador dental natural

Un blanqueador dental natural debe ser complementario al tratamiento odontológico

El blanqueador dental natural más usado es el bicarbonato de sodio

Tener los dientes blancos y lucir una sonrisa bonita y luminosa es el deseo de muchas personas. Los tratamientos odontológicos para blanquear los dientes están muy de moda y son muy demandados. Y la publicidad de pastas de dientes y de blanqueador dental es cada vez más abundante en la televisión. Pero si buscas alternativas más naturales puedes preparar tu propio blanqueador dental natural o preguntar en tu farmacia de confianza qué productos existen para conseguir unos dientes más blancos de manera natural y segura.

Un blanqueador dental natural debe ser un complemento al tratamiento odontológico, para que este sea más duradero. No hay que utilizarlo como blanqueador de dientes para no visitar al dentista. Así solo conseguirás perjudicar a tu salud bucodental.

Otro aspecto que debes tener en cuenta a la hora de utilizar un blanqueador dental natural es su uso. Dependiendo de los ingredientes que utilices, estos pueden acabar perjudicando al esmalte. Por ejemplo, una de las principales opciones para hacer un blanqueador de dientes es utilizar una mezcla con bicarbonato de sodio. Si se usa a diario puede dañar tus dientes a largo plazo. Por eso es importante no abusar y usarlo solo una vez por semana o cada diez días e ir espaciando su uso conforme pase el tiempo.

Otra opción muy interesante para hacer un blanqueador dental natural es hacer una mezcla con aceite de coco y cúrcuma. La cúrcuma es un potente blanqueante y además tiene propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. Si a eso le añades que el aceite de coco tiene un gran poder bactericida y crea una emulsión que atrapa los gérmenes se consigue un blanqueador dental con muchos beneficios. Además se puede utilizar diariamente y no daña los dientes.

El carbón activado también es utilizado como blanqueador dental natural. Su capacidad absorbente hace que el sarro y la placa dental queden adheridos a él. Así conseguimos eliminar las manchas superficiales. Se recomienda usarlo una o dos veces por semana y sus agentes de blanqueamiento naturales suelen ser muy eficaces.

A estos productos se unen algunos alimentos que actúan como un blanqueador de dientes cien por cien natural. Por ejemplo la manzana, que además protege y limpia las encías; la cáscara de naranja, que al frotar los dientes con su parte interior se consiguen unos resultados muy buenos de blanqueamiento dental; o las fresas, que además limpian los dientes. También masticar hojas de savia, las peras, los pepinos, las zanahorias, el brócoli, las espinacas o la coliflor contienen nutrientes que ayudan a mantener los dientes más blancas, ya que forman una capa protectora contra las manchas.

Pero para mantener unos dientes blancos la mejor manera de lograrlo es tener una higiene bucal adecuada, que incluya la visita al dentista para hacer limpiezas al menos una vez al año, y la prevención. Es necesario consumir con moderación algunos productos que suelen teñir los dientes, como el café, el té o los refrescos. También evitar fumar o beber alcohol pueden debilitar el esmalte, volviéndolo poros y permitiendo la pigmentación de las piezas dentales.

Entrada anterior
Encías inflamadas, ¿qué puedo hacer?
Entrada siguiente
Controla tu glucemia basal para mantener a raya la diabetes

Entradas relacionadas

No results found

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú