Aftersun, ¿por qué es imprescindible en verano?

Aftersun, ¿por qué es imprescindible en verano?

El aftersun palia la sequedad en la piel y calma la irritación y los picores.

aftersunPara tener una piel bonita lo más importante es la protección. Y sobre todo en verano, que es la época del año en la que aumentan los riesgos de la piel. El calor deshidrata, la radiación solar es más elevada y la sudoración aumenta la humedad de la piel haciéndola más proclive a infecciones. Por ello hay que cuidarla más y, al igual que durante el resto del año te aplicas una buena crema hidratante, en verano es importante usar aftersun, sobre todo después de volver de la playa o la piscina.

Aunque es preferible evitar una exposición prolongada a los rayos ultravioleta, no siempre lo hacemos. Nos gusta ir a la playa, a la piscina, al campo… es la época del año que más tiempo pasamos al aire libre. Y por tanto es cuando más radiación solar recibimos. También puede ocurrir que, en esos momentos, no nos pongamos bien el protector solar o con la frecuencia que correspondería. Por eso es importante tener a mano un buen aftersun, después de la ducha o el baño. El aftersun ayuda a paliar los efectos de una mala actuación frente al sol: palia la sequedad de la piel, incorpora componentes calmantes para calmar los picores y la irritación y deja una sensación de frescor. Algunos incluso tienen propiedades antiinflamatorias.

Además, algunos productos de la última generación de aftersun potencian el bronceado natural y ayudan a prolongarlo. Estos productos suelen contener un pequeño porcentaje de DHA, un activo de los autobronceadores, que permite alargar el bronceado. Otros contienen extractos naturales que estimulan la producción de melanina de la piel, consiguiendo un bronceado duradero.

El protector solar y el aftersun son dos productos complementarios.aftersun

Esto no significa que el aftersun sea un sustituto del protector solar. Es un complemento. En verano ambos productos han de ser imprescindibles, ya que uno protege de la radiación solar y el otro calma y rehidrata la piel. Así conseguiremos que nuestra piel luzca un aspecto sano y un bronceado bonito y natural.

Así que si queremos cuidar y lucir una piel bonita este verano tenemos que tener siempre a mano tanto un protector solar adecuado a nuestra piel como un buen aftersun. Pero además es importante que sigas los siguientes consejos:

  • Limpia la piel a diario para eliminar la grasa, el sudor y la suciedad acumulada. Además mantenla hidratada con aftersun si has tomado el sol o con una buena crema hidratante el resto de los días.
  • Prioriza el consumo de frutas y verduras. Contienen muchas vitaminas antioxidantes, que ayudan al cuidado de la piel, previenen la degeneración celular y el envejecimiento de la piel y contribuyen al aumento del flujo sanguíneo.
  • Hidrátate. Bebe mucho agua y zumos, lo recomendable son dos litros diarios.
  • Dormir ocho horas ayuda a que tu piel se regenere y luzca más joven.
  • Haz ejercicio. Mantenerte activa ayuda a liberar toxinas.
  • Cuidado con la ropa. Utiliza ropas amplias, de fibras naturales y colores claros. Así controlarás la sudoración.

A todos nos gusta lucir un bronceado bonito en verano. Por eso es importante seguir estos consejos y por supuesto, no olvidarse de usar un buen protector solar y el aftersun. Así tu piel estará cuidada y protegida, manteniendo alejados los efectos nocivos de la radiación solar.

Entrada anterior
Crema solar para niños, ¿cómo debo elegirla?
Entrada siguiente
Crema bronceadora, ¿cómo actúa?

Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo válida.

*

Menú